miércoles, 23 de octubre de 2013

El Patrimonio del Titiritero



-A veces me pregunto –dice Pepe Ruiz frente a su café con leche muy muy caliente-, después de tanto viajar y trabajar, qué me ha quedado. No tengo casa, no tengo dinero ahorrado…
Nos miramos en silencio mientras toma una palmerita más del plato. Tras masticarla despacio añade:
-Pero entonces recuerdo todas las sonrisas de los chicos, las miradas que brillaban y me parece que tengo algo increíble. Sé que lo que he hecho merece la pena.
Mientras apura el café con leche, pensamos que ojalá nosotros pudiésemos también disfrutar la increíble riqueza que amasaron el Tiranicida y el Osito Cucuza...

No hay comentarios:

Publicar un comentario